Dororo (2019)

7
1419

“Una aventura sensorial”

-Sinopsis-

“El padre de Hyakkimaru es un ambicioso guerrero que concede a cuarenta y ocho demonios (12 en esta adaptación) las cuarenta y ocho partes del cuerpo (También 12) de su hijo recién nacido a cambio de que le otorguen el dominio de Japón. Hyakkimaru que es abandonado a su suerte por sus padres, lo rescata un doctor que consigue reconstruirlo con prótesis de madera. Cuando se hace mayor Hyakkimaru decide recuperar sus cuarenta y ocho partes perdidas, venciendo a cada uno de los demonios con los que pactó su padre. En su búsqueda se le une Dororo, un pequeño ladronzuelo que al principio quiere robarle su espada.”

De la mano de los estudios Mappa (Banana fish, Yuri on Ice) y Tezuka (que no ha hecho nada relevante últimamente), y dirigida por Furuhashi Kazuhiro, Dororo (2019) es una re-adaptación del manga de Osamu Tezuka (Padre del manga, Astroboy) que nos relata la aventura de Hyakkimaru, motivado por la ira busca recuperar su cuerpo, y Dororo, quien es el medio por el cúal Hyakkimaru “aprende a vivir”, y a ser verdaderamente “humano”, donde en cada capítulo  experimenta nuevas sensaciones gracias a los sentidos que recupera y la gente que conocen.

Aún no se a publicado la duración de la serie, pero se puede estimar que no superara  los 24 cápitulos debido a la decisión del estudio de reducir el número de demonios a 12. Esto permitió un mejor desarrollo en la calidad audiovisual, así, la animación en Dororo es muy fluida y consistente, además, la coreografía de los combates no te dejan parpadear, esto ya se puede apreciar desde el mismo opening.